El GiganteRegresar

horno³ es mucho más que un museo, es un Centro Interactivo de Ciencia y Tecnología que a través de los fascinantes procesos de la industria del acero, promueve la educación científica y tecnológica entre los niños y jóvenes.

Ubicado en el Horno Alto Nº 3 de la antigua Fundidora de Monterrey,

horno³ funde ciencia, tecnología, historia y esparcimiento para que vivas ¡Una experiencia al rojo vivo!

Nuestra misión es acercar a las nuevas generaciones a la ciencia y la tecnología, celebrar nuestro pasado industrial y ofrecer nuevas experiencias de educación, convivencia y esparcimiento para todos.

De Fundidora Monterrey a Parque Fundidora

A principios del siglo XX surgió en el norte de México lo que sería el inicio de la industria siderúrgica en el país y en Latinoamérica. Esto fue propiciado por diversos factores como la legislación minera, la construcción de líneas férreas, el capital regional, la existencia de yacimientos de mineral, una política de fomento industrial y la estabilidad política y social que se dio entre los años 1890 y 1900.

Antes de Fundidora, como era conocida, existían otras empresas, pero ninguna de ellas constituía una industria siderúrgica integrada.

Fue Don Vicente Ferrara, de ascendencia italiana, quien con apoyo de sus socios León Signoret, Eugenio Kelly y Antonio Basagoiti y de muchos otros regiomontanos, consolidó la idea de crear una siderúrgica integrada que respondiera a la amplia demanda de importación de vigas, estructuras para puentes, varilla y diversos materiales para la construcción.

La Compañía Fundidora de Fierro y Acero de Monterrey se constituyó legalmente el 5 de mayo de 1900 con un capital inicial de 10 millones de pesos.

Esta compañía llegó a estar conformada por 3 hornos altos y los departamentos de laminación, fundición, maquinaria, tornillos y remaches, estructuras y fuerza motriz.

Después de operar durante 86 años, Fundidora cerró sus puertas el 9 de mayo de 1986. Esto significó un episodio muy duro en la vida de la ciudad y marcó para siempre a muchísimas personas y familias enteras que se habían forjado en la cultura del acero.

Al cierre de la empresa, el gobierno federal otorgó al gobierno del estado de Nuevo León las 130 hectáreas de terreno que ocupó la Fundidora, con el propósito de crear un espacio verde en donde también se desarrollaran museos y parques temáticos, así como un Centro de Negocios. Fue así que en 1988 se creó el Fideicomiso Parque Fun

Galería de imágenes

El Lingote

comments powered by Disqus
Google+